martes, 16 de julio de 2013

¿Cómo hablar de cáncer con nuestros hijos pequeños?

Buenas tardes querido lector:



En esta nueva entrada hablaremos, como le prometí en la entrada anterior, sobre cómo decirle a nuestro pequeño que nos han diagnosticado un cáncer.

Lo primero felicitarle por consultar esta información, comprendo que tal vez ahora esté "hasta arriba" de citas médicas, pruebas y tratamientos...pero aún así ha sacado fuerzas para saber cómo explicar a su hijo este proceso que también va a formar parte de su vida. Esto último es muy importante que lo interiorice, es decir que quiera o no, usted y todo lo que le implica, le importa a su hijo y tiene derecho a formar parte tanto en sus alegrías como en los momentos difíciles.

El artículo va dirigido a los niños que como mucho tienen doce años (según el grado de madurez en el que se encuentren, ya saben los niños son muy diferentes y cada uno necesita un ritmo).

Pautas:


- Lo primero, sabemos que queremos hablar con ellos porque a corto y largo plazo será lo mejor para ambos.

                - Le invito a dar la noticia al pequeño progresivamente. El mensaje que ha de darle se centra en tres puntos:
                                1. Ha mamá/papá se le ha diagnosticado una enfermedad (por ejemplo: "los médicos le han hecho pruebas y han encontrado una enfermedad", "papá está en el médico porque está malito"...). En función de la edad podrá explicarse de diferente forma.
            
                                2. Se está siguiendo un tratamiento. ( por ejemplo: "ahora tendré que ir al hospital cada quince días para que me den la medicina...".)

                                3. Dígale que la familia se mantendrá unida. (por ejemplo: "a lo mejor, no te puedo llevar al colegio todos los días, cuando no pueda lo hará la tía Paqui. Cuando tú vuelvas del colegio te estaré esperando para que me des un beso muy grande"...).

Si usted no se encuentra con fuerzas para hablar con su hijo ahora, pídaselo a alguien (familiar, o incluso el Psicooncólogo de la unidad ), procure no transmitir esta situación con drama, la idea es que el niño vea que es una situación difícil pero que vais a estar unidos.

               - La información se le irá dando poco a poco, valorando lo que el pequeño pueda asimilar...si su niño es muy pequeño haga un "pequeño guiñol", pida ayuda a los que estamos a su alrededor.

            - La reacción del niño es muy diferente unos de otros, en función de la edad, el carácter:

                ¿Qué hago si llora?: Abrácele con fuerza y dígale que le cuente porqué llora. Sino le contesta acompáñele en silencio (el silencio es un gran comunicador), espere que se calme y pregúntele si se encuentra mejor.

En estas situaciones lo mejor es preguntarle a su hijo directamente.

                ¿Si no hay ningún tipo de reacción emocional?. Esta situación genera bastante confusión entre algunos padres. Posiblemente su hijo este en "proceso de asimilación", puede que lo sienta como si fuese una "película" y no le estuviese ocurriendo a su familia en realidad. Tranquilícese es una reacción, a prior esperable.

Consejo: Esté pendiente y dispuesto a escucharle, puede que no le muestre sus sentimientos pero su predisposición le calmará emocionalmente.

                  ¿Si mi hijo parece no comprender lo que le digo?. Esto ocurre, puede que no estemos respetando su ritmo para comprender la situación. Le animo a que le pregunte "¿Qué sabes de la enfermedad?, ¿qué recuerdas de lo que te he contado?". Aquí el pequeño le indicará en el momento que dejó de comprender lo que le contaba. A veces también ocurre porque a nivel emocional esté un poquito "saturado", vamos a darle tiempo al pequeño.

            - Considere las opiniones de su hijo y apoye la implicación que quiera tener en el proceso de la enfermedad. Con esto me refiero a cuando por ejemplo: el pequeño quiere curarnos, pues puede darle un cargo importante como por ejemplo "el guardián de las gasas".

Los niños, como nosotros (los adultos) necesitan tiempo para asimilar una noticia tan importante.

Esta claro que en un artículo tan breve no puedo explayarme y poner ejemplos de todas las edades, espero que dichos ejemplos les den una idea de cómo se pueden manejar estas situaciones en diferentes edades.

Ya saben que quedo a su disposición mediante comentarios en el blog o bien formulario.





Me encantaría que aportasen su opinión o su experiencia en el blog para enriquecerlo aún más.

Muchas gracias por su atención.

Nos vemos por la red